cristal

Un silencio tan intenso que habla, me rodeo de luz que es un ciclo mas a través del cristal veo pobres e infelices que entre los amores la rutina y lo perdices apuestan las mas arduas carreras en afán de entrar y salir.   Aquí estoy yo que tengo calma, aquí en este pequeño bosque     el cual me ha de condenar y ha de enseñar que no se puede cambiar el vivir por algo ficticio.   Yo  tengo mi espacio, solo observo desde este cristal para apenarme de lo que el mundo se ha convertido.  Un siglo mas y abro mis ojosCien años de soledad y camino sin rumbo y 5 minutos para saber que todo se transforma.  Mi hermoso edén se convierte en calles, mis limites rejas que solo traspasa el hombre y a un costado mas un gran edificio de espejos donde os podéis encontrar divagando, escribiendo en una mesa y  mirando la gran fuente donde espero encontrar ese pedazo de cristal que ha de reflejarme a mi     .Tal vez sea mi fin…tal vez sea desterrada como hada sin alas, como aquel pez que le usurparon el agua y como pronto este pequeño paraíso será carcomido por la avaricia de aquellos mundanos que no me ven, que me enceguecen en la oscuridad donde caigo lentamente  aterida y yerta de darme cuenta que estoy encerrada en una bola de cristal.

cuerpo:

Estructura mental de sensaciones egoísmos y perdiciones

Es delinearme entre dimensiones curvasCegarme entre laberintos de desesperación, pasión y locura

Es beberte a ti pequeña criatura y anesteciarme en orgasmo mental

Es descubrir el enigma que guardas en tu postura.

Pienso en lo complejo que eres y  por lo que me mortifico buscando el ideal de figura artificial.

Vendiendo un producto a la sociedad me exhibo y cada día confío que no tenga enfermedad alguna que me ha de truncar el esfuerzo de ser la persona que todos quieren devorar,  la mascara de plástico que rompo al reflejarme y ver el ensueño A través del espejo de una convicción mas no de un ser original. 

 Dependemos tanto de  un físico, independicémonos en la originalidad.   

Reflexión  hecha mientras alguien se miraba en el espejo   

Las palabras: 

 Me gustan las palabras. Me gusta escucharlas, me gusta decirlas, me gusta verlas en el papel. Me gustan como me gustan las piedras de los ríos, las flores, los frascos, los bichos, las frutas, la tierra  caliente, los dibujos, la música….en fin me gustan.  Entre las palabras que más me gustan  tome un puñado que aquí les presento. Son palabras que gustan a mis oídos y a mi boca, como cáscara o maíz. Palabras que invitan a soñar, como acuarela, galaxia o jaguar.Palabras  que me gustan porque me hacen reír como  ombligo o son serias y furiosas, como jamás. Palabras  que quiero porque son pequeñas, como lupa, o porque son tan feas como ñata. Palabras como poltrona- que se parecen a mi abuela-y palabras que asustan como  anaconda. Con ellas  puedo conversar o jugar. Ellas me ayudan a querer  lo que yo quiero, me toman de la mano y me llevan a descubrir otros mundos. Cuando están solas, las palabras se aburren y esconden muchos secretos hay que jugar a rimarlas preguntarles de donde vinieron y verlas vivir en las frases, en las canciones, en los libros…  

 aqui  les  presento un pequeño escrito sobre las palabras, animemonos a escribir, ellas no muerden, solo expresan, lloran cuando las ignoramos y rien cuando sienten que nos comunicamos en ese lenguaje