Sin nombre

 

Hay algo que no se  alcanza a improvisar,

Los sentimientos son el peor cargo de conciencia, la melancolía y el desosiego no se comparan.

 

No soy buena escribiendo, pero la ocasión lo amerita más no lo apremia, el  invierno nos ha demostrado  que  cualquiera puede estar expuesto a él, lo triste es que no distingue rasgo alguno.

Hoy culpo a los demás, tal vez ya tuve mi castigo.

Son aproximadamente las 10 de la noche, hora en que se presentan las últimas noticias, que tal  vez no lo son, más  hambre, más miseria, población sufriendo y un presidente que no colabora mucho con sus palabras, el país esta inundado, no cabe duda que los grupos armados  ya se han llevado la escena política, social y en muchos casos personal.

El invierno, más propio “las lluvias” son un efecto que no se puede censurar, al igual que sus consecuencias.

 

Una hora atrás iba de rumbo a mi casa, en una noche en que el cielo y el ambiente responde con frialdad, con silencio, ese con el que yo respondí cuando me pidieron posada.

Ella se llama gloria, su edad ahora no la aproximo, pero lo que si le queda a uno marcado es el llanto, la voz entrecortada  que pide ayuda, que pide protección, no sé, tal vez divina, un alma que se apiade, que comprenda que es ser madre, que aterrice y vea que tiene 3 hijos que ahora no comprenden porque andan de un lado para otro, que sí, eso suele pasar y esta vez le tocó a ella.

 

Como miles de colombianos pobres que piden en la calle, que les dan y mejoran su ambiente, se estrellan con calamidades. Hoy se ha caído su casa, su ranchito de tabla, construido casi al borde de un “precipicio” eso creo, debajo de otro rancho que está  en una parte “más plana”, más seguro.

 

Sí, yo la vi., muchos la vieron, vieron a su hijo mayor, aquel que suele o solía pedir en la Terminal, comentando lo que para él, es una hazaña, tal vez porque no lo entiende.

 

Mientras camino y en  una mirada entrecortada observo como los demás la miran como aquel bicho raro, alguien me dice: “me da posada”… quedo en silencio, solo medio pienso porque una imagen vale más que mil palabras, la cobija con que carga al (la) pequeño (a) de brazos y los demás que pueden caminar  a su alrededor y un perro fiel que no ha de faltar y mi silencio que dio paso a que siguiera su rumbo.

 

Se pierde en  la calle, en la oscuridad y el silencio que no es raro por estos lares. Yo tal vez sólo miro al cielo, ese que me confirmó mi escepticismo.

Ahora espero a que no llueva…

Hoy por ti, mañana  por mi…

Todo se vuelve devuelve.

 

PD: no busco periodismo, ya hay suficientes noticias  y muchos dolientes

Hoy Medellín se conmueve con la tragedia sucedida en el barrio el socorro donde un pedazo de   tierra, (montaña) se desliza y tapa 20 viviendas, al menos se ve la cara del alcalde, tratando de dar solución mofándose con el pantano.

 

 

 

 

 

6 comentarios en “

  1. Creo que hoy todos rogamos al cielo para que no llueva más, para que el cielo cierre sus puertas y deje reconstruir los estragos que ha hecho. Espero que las lluvias dejen de caer por unos días, ya que todos tenemos miedo de una catastrofe gigante que puede matar a miles y millones de personas……

    Eso espero.

  2. Que podemos hacer si la naturaleza no avisa el golpe, si la naturaleza es mas fuerte que nuestros mas sinceros sentimientos y cobra lo que el hombre destruye sin querer

  3. es cierto, todo hacemos nuestra fuercita por las noches pa que deje de llover, es curioso que mientras aca pedimos por eso otros mueren de sed, como bien aprendi con cati, el mundo esta lleno de contrastes…
    es muy triste lo que cuentas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s