amanecì

creo que amanecì queriendote

vagabundo y extraño sentimiento.

en un soliloquio, amanecì creyendote,

vaya ilustraciòn la que me acoje…

entonces procuro, estar como todos aquellos ebrios , que cuando quieren

procuran en sus actos  acojer la sinceridad.

amanecì, sì, con dolor de cabeza

amanecì, tal vez, pensando en amelì

amanecì, quizàs, confiada de lo que siento por ti

no siendo màs me despido

no siendo màs del motivo

no siendo màs ya respiro

y sòlo no siendo màs, adiòs mundo pervertido..

4 comentarios en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s