Se repite la historia…

Como hablar, si las palabras hoy, en la calle de siempre, en los lugares dónde solíamos jugar, dónde solíamos verte, se perdieron. Es triste por que hoy comienza a crearse un vacío, el cual no tiene forma, pero tiene mucho sentimiento; es complejo,  sólo después de la muerte comprendemos que somos seres de carne y hueso, carne que ruñen los gusanos  y hueso que incineran después de cuatro años.

Las calles tienen otro tinte, tinte que hoy sólo tienen color de luto, se respira un aire intranquilo, todos sabemos qué es lo que pasa, sabemos que ésto va para largo. Serán muchos los que dejaremos de ver, serán muchas las sonrisas que se  apagan, porque  la muerte y el miedo, nos alejan del lugar, de la casa en la que crecimos, de los vecinos de la cuadra, es triste decirlo y mucho más ecribirlo, pero hoy entiendo que el dolor es algo que no se planea ni se construye, el dolor es un sentimiento que aflora, que puede que se prolongue, como puede que no.

Nadie comprende a qué horas comenzó de nuevo a repetirse la historia,parece que estuviésemos estado en un sueño, dónde soñabámos que todo ya había terminado, dónde las calles parecian ser nuestro mejor aliado y amigo, dónde las gentes caminan con tranquilidad. Sueño que ahora esta muy lejos de la rutina absurda y aburrida, dónde hay una hora de salida y hay otra hora en la que debes estar en tú hogar, sí realmente valoras tú vida.

Parece que las fronteras invisibles dejan de ser para tomar forma, para discriminar, recluir y condenar a sus habitantes al encierro. Encierro que no tiene lugar de inicio ni de final en una guerra absurda, la cual tiene dolientes, madres que lloran sus hijos, jóvenes que huyen sin escapatoria.

Surgen muchos sentimientos, nos da impotencia pensar y observar todas estas situaciones, así las palabras son un aliciente para liberar el alma, respirar unos segundos,plasmar las vivencias, sentimientos y  recuerdos.

3 comentarios en “Se repite la historia…

  1. Apreciada amiguis:
    Eres fuerte y estas palabras plasmadas te ayudan a serlo aún más. Comprendo tu vacío y tus inquietudes y por ello te acompaño con especial sentimiento.

    Me quedo sin más palabras pero pienso en esa luz con esplendorosos amaneceres que vendrán para esa linda región que habitas, deben venir, hay que tener fe y seguir apostándole a la vida.

  2. Muy doloroso todo esto. Yo diría que hay que registrarlo y darlo a conocer como lo haces acá, de manera tan poderosa.

    Habría también que resistir y oponerse. Como comunidad de vecinos y habitantes de un espacio de no-violencia.

  3. Es un texto que duele, muchareja. Duele porque habla de la frustración y la tristeza que genera la guerra.

    Que profunda esta parte: “sólo después de la muerte comprendemos que somos seres de carne y hueso, carne que ruñen los gusanos y hueso que incineran después de cuatro años”.

    Tendremos que seguir trabajando por nuestra capacidad de resiliencia y continuar con el trabajo que hasta ahora hemos venido haciendo.

    Saludos,

    Cati

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s