NO, esa vida no es pa´Mí

Si en algún momento me rehusase a ser libre, bastaría con encerrarme en una jaula que no esta lejos de toda realidad, dolor, incertidumbre y tristeza.
Una jaula que no guarda pesares,ni resentimientos. Alberga resignación, melancolía, aceptación.
Es así el pan de cada día de los hospitales, plagados de historias que todos quieren oír, pero muy pocos valientes escuchan.
Esto Implica severidad, no tener sangre en las venas, olvidar el lugar y la procedencia de los que acuden, de los que les toca, de los que no tienen alternativa.
Esa vida no es pa mí, como quién huye a prisa para no sentir compasión,
Esa vida no es pa mí, Nací en cuatro paredes, no quiero morir allí,
Esa vida no es pa mí, No soy juez de la vida de nadie,
Esa vida no es pa mí, porque oigo, siento y aún retumban las palabras de aquella señora en la sala de espera, repitiendo: -“es cáncer terminal, ya lo desahuciaron, sólo queda correr y esperar”
El padecimiento comenzó hace dos años, de jaula en jaula, de hospital en hospital.
y simplemente, esa vida no es pa mí, porque no quiero que me desahucien allí, ni en ningún lugar.

“Es verdad que la vida es una sola, pero también es en sí misma un universo de contradicciones e ideales mezclados con el peso de la existencia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s